Tuesday, November 20, 2007

QUO VADIS, PEDRO JOSÉ?

La lluvia en Madrid ha nublado mi entendimiento, me temo.

Aun sigo absorto en un laberinto de posibilidades y explicaciones (algunas voluntaristas, otras ingenuas y las más, decididamente absurdas) para intentar ubicar el artículo escrito el pasado domingo 18 de noviembre por Pedro J. Ramírez dentro de la cosmogonía político-mediática patria que intento mantener.

Pero fracaso estrepitosamente, oigan. No logro ubicarlo. No logro ubicarme. Y, sobre todo, no logro ubicar a Pedro J. Ramírez. Seré directo: ¿por qué ha querido el periodista apuntillar a Mariano Rajoy? No me contesten que no es para tanto, porque el artículo ha salido publicado el día en que acababa la conferencia del PP en la que debía realizarse el posicionamiento quasi definitivo del partido en la carrera hacia el día de las próximas elecciones.

No es posible tanta casualidad, sino evidente tal publicación ad hoc. ¿Tendrá que ver la cosa con la consigna enviada por PRISA a sus cazadores de EL PAIS y la SER de no entrar a matar con Gallardón a cuenta de la Corulla y el affaire de la operación Malaya?¿Se apunta EL MUNDO a la operación urgente de herir de muerte a Rajoy para provocar una catástrofe del PP en las urnas, precipitando, así, el asalto de Gallardón a la cabeza del partido?

Algo taciturna veo estos días a Esperanza Aguirre (aka "siguiente candidata despues de Rajoy a la presidencia del gobierno") y me camelo que algo de esto debe haber. Porque si la operación Gallardón es cierta, a élla ya la han amortizado: presidenta de Madrid hasta los restos, pero de ahí para arriba, rien de rien.

¿Saben que es lo peor de todo? Que comienzo a ver como evidente que dentro del PP hay muchisimos interesados en que, sea como sea, Rajoy se vaya a su casa, y no precisamente en el coche oficial del presidente del gobierno.

O eso o en el PP hay el mayor número de ineptos/ciegos/trepas por metro cuadrado que nunca hubo en partido político alguno. Por mi parte, tras leer el artículo de Pedro J., quedé con la triste impresión de que Rajoy es, ya, un cadáver político, que va a arrastrar las cadenas (y los puñales, ojo) de sus propios compañeros hasta la tumba que le tienen preparada en los idus del próximo marzo.

Y el círculo de la tristeza se completa cuando observo que, correlativamente, el entierro de Rajoy supondrá la consagración definitiva de un mediocre radical como Zapatero en la presidencia del gobierno de España.

Ácabo estas líneas como las empecé:

Y tú, quo vadis, Pedro J?

4 comments:

Anonymous said...

Pues nos hemos quedado sin plan para las próximas elecciones, parece.

De todas formas,Jean, creo que todos estaremos de acuerdo en que los planteamientos del PP respecto a las próximas elecciones son de todo menos ganadores.

Es inexplicable que a estas alturas, con lo fácil que lo pone el PSOE a la oposición, el PP no lleve ya diez puntos de ventaja.

Pepiño, chapeau: qué le vamos a hacer si son más listos que nosotros

Anonymous said...

Pedro J se está comportando como un perro rastrero.

Despues de montar la caza de brujas del 11 M, ahora le espeta al PP que cómo ha seguido esa tesis...

EL MUNDO tiene a la cabeza a un tipo sin el más mínimo escrúpulo intelectual, esa es la verdad.

Anonymous said...

Jean,

El PP no tenía nada que hacer antes de la Carta del Director de Pedro J. Ramírez, y no tiene nada que hacer despues.

A ver si va a ser culpa del periodista que el insulso y paralítico (en términos políticos) de Rajoy se estrelle contra las urnas.

Al primer ANÓNIMO, Pepiño no es que sea más listo, es que padece la osadía del ignorante, y tiene el apoyo de los poderosos.

Vida said...

This is great info to know.