Friday, July 03, 2009

EL MIEDO Y OTROS AMIGOS



¿Conoces la obra del tiburón en formol de Damien Hirst?¿No? Pues hala, te vas a GOOGLE, lo miras y luego sigues leyendo este post. Si lo conocías, seguimos.

Del artista poco se puede decir y, en todo caso, no es el objeto del post. Baste comentar que se trata de la figura más controvertida y económicamente relevante del siglo XX (llevando camino de serlo también en el XXI) a base de obras altamente provocadoras... y carísimas

Una calavera con diamantes incrustados; el mencionado tiburón flotando en formol...

De lo que quería hablar es del simbolismo de este artista, y en especial del de la obra del tiburón. Para empezar, su título (misteriosísimo) nos dará algunas pistas sobre el mensaje: La imposibilidad física de la muerte en la mente de alguien vivo (The Physical Impossibility of Death in the Mind of Someone Living).¿Dónde quiere ir Hirst y, a la vez, dónde está lo impactante de la obra? En el efecto doble que provoca en el observador:

En primer lugar, cuando uno se acerca a verlo, la imagen del tiburón (de unos cuatro metros) con mirada vidriosa resulta sencillamente sobrecogedora. El hecho de que no esté colgado ni nada similar añade la sensación de que el animal no sólo está vivo, sino que lo está en su medio líquido natural y, además, se dirige hacia el observador. Para abreviar, una cierta impresión de miedo.

En segundo lugar, en cuanto uno se sobrepone a la impresión (ojo, el bicho impresiona; yo lo ví en Londres el año pasado y resulta inquietante) le asalta una suerte de revelación (y aquí es donde entra el título de la obra) y es la de percatarse de que, a pesar de que sabes que el animal está muerto muertísimo, que lleva mucho tiempo en formol y que está dentro de un recipiente con una pared de metacrilato de 5 cm de grosor, aún así te da un cierto miedo.

En ese momento uno se da cuenta de que el miedo es única y exclusivamente una creación mental y que, en cuanto nace, se hace independiente del objeto que provocó su aparición,pasando a actuar como algo autónomo.

El miedo sobrevive a su causa.

Y como ésta, muchas otras (¿todas?) emociones. Somos recipientes de símbolos, depósitos de emociones unidas a un recuerdo, a una activación imperceptible (e impredecible) que nos lleva, en un segundo, a los tiempos en los que el hombre había de vérselas con las bestias cada día y combatirlas para sobrevivir o para morir.

El miedo sobrevive a su causa. El miedo, sobrevive a su causa. El miedo sobrevive; a su causa. El miedo: sobrevive a su causa.

4 comments:

AuROraZa said...

Angel...Fantástico!!!

Me ha impresionado el tema, el objeto, el artista y tu reflexión sobre su obra. Sencillamente una genialidad.

Da escalofríos er bisho sin siquiera sentirlo, sin siquiera estar cerca...no imagino meterme en el agua al lado de uno de ésos, ni por casualidad...sinceramente éso de que "hay que vivir todas las experiencias", no me va...a mí no, sobre todo cuando pienso en una de este tipo.

Sin embargo antes de leer tu comentario y después de pasar por google a empaparme de algo del artista, lo primero que me vino a la mente es una pregunta:
"¿hay que ser tan tan fashion, tan tan extravagante, tan tan excéntrico...tan tan, lo que te venga en mente...para ser alguien en el mundo del arte hoy día?"

Parece que el arte sólo intenta salir de lo corriente pero con algo extremo, hoy se valora arte que no entendemos, la mayor parte de los mortales...Me sigo negando a que me dirijan, pero también el arte impresionista y expresionista no fue entendido cuando surgió...No sé, quizás lo entienda "la masa" del futuro. O quizás es sólo que a mí no me gusta.

Pero éso no significa que no me interese...realmente quizás ése es el kit de la cuestión. Al menos para mí.

Un fuerte abrazo!!
AuROraZa

Ay chico, que llevo 7 aprobadas, me faltan 2...ya te contaré.

AuROraZa said...

...He vuelto a leerlo porque estaba segura que me dejé algo en el tintero.

Esta vez me he dejado el miedo.

Es curioso que mientras haya estado leyendo tu fantástico argumento sobre el miedo y su superviviencia, mi mente se quedó inmovil en mi primera cuestión, aunque mi cabeza seguia paseando entre tus reflexiones. Se quedaron para más tarde, y ahora es ése más tarde.

Y es que cada vez que tengo una pregunta mi mente se para, aunque el resto continue.

Hablas del miedo con coherencia y sabiduría como dirían los entendidos y los resabidos...Supongo que me emociona hablar sobre él porque no le tengo miedo, porque me creo muy capaz de manejarlo y soportarlo y hasta de vencerlo, es sólo una cuestión de chip, de activarlo o de apagarlo.

¿Estamos hablando de controlar las emociones? uno de mis temas favoritos y también el más jodido y puñetero.

Pero volver a la era del homus sapiens ha sido una alusión formidable por tu parte, realmente he flipado...generaciones de miedos que regresan a visitarnos con un simple encendido de chip... Conectados, neuronados, mentalizados...Tras la historia, seguimos arrastrando nuestras derrotas, y también nuestros instintos. Genial! ;)

Chico éso sí que es pasional. Acabas de knockearme macho, cuidado que eres peligroso.

Saludotes
AuROraZa

Angel Vallejo said...

Hola Aurora,

Que seamos humanos, no lo discuto. Que todavía seamos animales, es algo que salta a la vista.

Los miedos nos persiguen: poco se puede hacer contra eso. Cada situación desconocida o imprevisible nos genera miedos.

Lo que creo que hay que evitar es que "el miedo" gobierne nuestras vidas, es decir, que sea la instancia última de la que dependa si hacemos algo o no lo hacemos.

No se trata de eliminar el miedo (en primer lugar, porque no se puede; en segundo, porque quedaríamos deshumanizados) sino de convivir con él y tratarlo como un elemento más de nuestra existencia.

AuROraZa said...

Jejejeje hola mi pasional amigo,

Estoy totalmente de acuerdo con éso que dices, lo comparto, es más pienso que el miedo previene la gran hecatombe de algo o alguien con el que no llegarás a buen puerto.

Pienso que su función principal es PREVENIR, incluso PREVER.

Mejor aliarse a tan poderoso caballero y hacerle un sitio en el que te sientas cómodo...sobre todo porque va pá largo...y da pá mucho.

Es un placer compartir estos ratillos!!
Besos a Tati y a los niños.