Monday, May 25, 2009

DOS PENSAMIENTOS SOBRE LA MUERTE

El primero es una historia que se contaba de Alejandro Magno, el Grande, el más poderoso de los hombres de su tiempo. Sintiendo cercana su muerte, Alejandro pidió a sus sirvientes y allegados que cuando llevaran su cuerpo sin vida por la ciudad, se ocuparan de que sus manos colgasen libremente a ambos lados del lecho preparado a tal fin.

<<Gran Señor>> - le dijeron- <<La tradición y el decoro mandan que los brazos vayan sobre el pecho del difunto, para así transmitir la idea del sueño, la serenidad y la placidez. El pueblo que lo vea quedará con la imagen de su Señor en actitud de merecido y profundo descanso, pudiendo venerar de este modo la figura del Gran Hombre>>.

<<Sea como os he dicho y no como me decís>> - insistió Alejandro el Grande-. <<Quiero que el pueblo vea que yo, Alejandro, el Magno, con todo mi poder y toda mi gloria, con toda la extensión de mis conquistas, la admiración de mi gente y el temor de mis enemigos, no puedo llevarme nada al otro mundo>> - añadió.

<<Que uno se va de la tierra como vino, y ni el peso de una pluma puede arrastrar consigo, y mucho menos el de la riqueza o la alabanza. Éso es lo que debe quedar en la memoria del pueblo>> concluyó el Gran Hombre.

El segundo pensamiento parte de la historia que cuenta Jodorowsky sobre un maestro zen al que un muy místico discípulo le preguntaba de manera afectada:

<<Maestro ¿qué hay despues de la muerte?>>

A tal pregunta contestó el anciano: <<No lo sé. Todavía no me he muerto>>.

Ambos relatos destilan el mismo aroma de realidad, y nos sacan de un tirón de cualquier delirio de grandeza y de los comunes devaneos con la intelectualización del hecho de la muerte y su reflejo trascendente y de inmediatez. No por ello, sin embargo, se pierde el efecto de parada del mundo que tienen ambas historias, en tanto que nos bajan de la nube y nos colocan en la tierra desde la cual, extrañamente, podemos mirar con más serenidad la odisea de la muerte.

El conquistador quiere, con la casi ridícula exhibición del balanceo de sus manos vacías, decirle al pueblo que la muerte, cuando nos lleva, nos comunica mucho sobre la vida: <<Nada nos llevamos al otro mundo>>. El maestro zen,por su parte, traslada a su alumno que hay un aquí y un ahora, y que la percepción y plena conciencia de ese extremo es lo único que, paradójicamente, le pondrá en contacto con la trascendencia.

Como dijo Paul Eluard, <<Hay otros mundos, pero están en este>>.

Pues eso.

9 comments:

Donaire said...

Hola Angel

He visto el primer video de Alejandro J. sobre los seres planetarios.

Creo que La Pajín debe haberlo visto también cuando llama "ser planetario" a Zapatero :DDDDDD

Le queda muy "friki" a la Pajín que ahora está muy de moda para poder aparecer en todos los videos de youtube y en los programas de burdos cotilleos que vienen rezagados del "tomate".

Ya sabes, "estrategias publicitarias"...algo sé de éso.

Saludotes

Anonymous said...

Un cuerpo que se queda y un alma que se va. Irse a donde? Creo que esa es la pregunta que nadie conoce la respuesta.
¿Porque desear acumular si al final no te llevas contigo nada de nada?...

Jose Manuel

Donaire said...

Este trozo de vida es tan espléndido
tan animoso tan templado
que la muerte parece desde aquí
tan sólo una cascada
remota y para otros

(fragmento de 'Fragmento', Mario Benedetti)

vos sabés
en esta excursión a la muerte
qué es la vida
me siento bien acompañado
me siento casi con respuestas
cuando puedo imaginar que allá lejos
quizás creas en mi credo antes de dormirte
o te cruces conmigo en los pasillos del sueño

(fragmento de 'Fragmento', Mario Benedetti)

LA VIDA ES SUEÑO...Calderón de la Barca...¿alguien quiere despertar?

Donaire said...

Un pensamiento sobre la vida:

http://www.youtube.com/watch?v=Cvz4sdAvGoM&eurl=http%3A%2F%2Fwww.gmodules.com%2Fgadgets%2Fifr%3Furl%3Dhttp%3A%2F%2Fhomegadget.googlecode.com%2Fsvn%2Ftrunk%2Fgadget-es.xml%26nocache%3D0%26lang%3Des%26country%3Des&feature=player_embedded

Totón said...

En el camino del cementerio se encontraron dos amigos. Adiós, dijo el vivo al muerto.
-Hasta pronto, respondió el muerto al vivo.

La muerte es un ministro inexorable que no dilata la ejecución.
SHAKESPEARE

Donaire said...

Hola Totón!!

Acabas de recordarme una peli:

¿Conoces a Joe Black?

Aunque este no sea tu blog sigo interesada por saber de tus botas ¿...?

Pienso que nadie ta acompañó a buscarlas, si hubiese sido así probablemente nunca hubieses subido ni tirado tus botas.

Y Dijo nuestro querido Groucho Marx en su epitafio:

"Disculpen que no me levante"...je! Es muy sonado pero me sigue encantando recordarlo ;)

Saludotes

Angel Vallejo said...

Os contesto a todos por partes.

Anónimo-Jose: Creo que deseamos acumular porque no nos creemos que la muerte sea el final de todo.

Lo de "a dónde va el alma" (o lo que sea) es para nota. No lo sé, obviamente, pero si tuviera que "mojarme" diría que me identifico más con la parte no física que con la puramente física.

No sé quien dijo que en este mundo "no somos entes físicos viviendo una cierta experiencia espiritual, sino entes espirituales viviendo una cierta experiencia física", pero lo comparto, por puro instinto.

No lo sé a ciencia cierta (orque, como dijo el monje, todavía no me he muerto) pero hay algo que me impulsa a creer más bien esa idea.

Donaire:

Es un placer tenerte en el blog. De la Pajín mejor no hablar, a ver si nos van a invadir los marcianos...Respecto al video que envías, mil gracias: es absolutamente emocionante, y a mí ya sabes que con la música se me lleva a cualquier sitio.

A Totón:

Shakespeare nunca falla. Por otro lado, miedo me da que, acercándose un evento de edad tan crucial como el que tú sabes que ta caerá en pocos días, te hayas puestoa leer al inglés: ¿Para cuando el ser o no ser? ¿Tener cuarenat o no tenerlos?

Abrazos y besos respectivamente a todos

AuROraZa said...

Hola Angel,

Ey ¿sabes? He actualizado mi blog...por si quieres echar un ojo.

Gracias por la invitación. Me encanta tu círculo.

Muchos muakas!

AuROraZa said...

Hola Angel,

Chico, acabo de verlo entre los blogs que sigo, a lo mejor quieres llevar a tus peques y a Tatiana, lo digo por Gaiman.

LOS MUNDOS DE CORALINE:

Henry Selick, director de Pesadilla antes de Navidad y James y el melocotón gigante, adapta la novela de Neil Gaiman y, a mi juicio, la mejora. Cuento enfocado más para adultos que para niños, ofrece dosis de imaginación desbordante. Una especie de homenaje a Alicia en el país de las maravillas, con un mundo paralelo al nuestro en el que los gatos hablan, los humanos tienen botones cosidos en los ojos, hay ratones-canguro y padres que esconden monstruos en su interior. Como en las primeras películas citadas, está hecha mediante la técnica de stop-motion.

Saludotes.