Thursday, September 24, 2009

EL ASENTAMIENTO DE LA MEDIOCRIDAD


Nos hemos acostumbrado tanto a la mediocridad en los servicios que ya ni nos quejamos. Parece que olvidamos que estamos pagando TODOS y CADA UNO de los servicios que usamos, algunos de manera directa (como el servicio que te da IBERIA al comprar un billete de avión) y otros de manera indirecta (como el servicio que te da un funcionario al que el estado paga con tus impuestos).


A la hora de volar, por ejemplo, asumimos que 20 minutos de retraso son normales; que nadie venga a darte una explicación por esa tardanza; que cuando aparece alguien en la puerta de embarque lleve puesta cara de perdonarte la vida...

A fuerza de repetición de las cosas, uno se acostumbra. Tanto es así que, cuando el servicio se cumple en las condiciones en que debía hacerlo siempre, uno se sorprende y, lo peor de todo, uno hasta está agradecido.

Hace unos días volé entre Palma de Mallorca y Madrid, acumulando una hora de retraso en la salida. Esa misma tarde, me arrojaron un retraso de cuarenta y cinco minutos al volver. Demencial...

Pero es que, lejos de pedir disculpas o dar alguna explicación (ojo, no vale eso de "este avión sale tarde porque ha llegado tarde el vuelo anterior") cuando llegábamos a destino, la sobrecargo del vuelo dice, con toda su jeta, "esperamos haberles dado un servicio excelente en el día de hoy y les agradecemos que hayan volado con nosotros".

¿Qué pasa? ¿Que no se ha enterado de que el servicio ha sido infernal, incumplidor, grosero, desganado y patético, y de que a muchos pasajeros (a mí al menos) les hn hecho perder dos preciosas horas de su tiempo sentados en un aeropuerto? ¿O es que le daba exactamente igual?

Me temo que va a ser la respuesta b): le daba igual a ella, al comandante, a IBERIA,a AENA y a la madre que los parió a todos. ¿Y el pasaje?¿Qué hacía ante el choteo evidente que significaba aquello de "esperamos haberles dado un servicio..."?

ZZZZZZZZZ nnnn ZZZZZZZZ

O lo que es igual:

BEEEEE BEEEEEEEE


Así nos va a todos. Anda, colabora conmigo y hazme llegar tu opinión contestando a la encuesta de la izquierda de la pantalla.

8 comments:

AuROraZa said...

Ey chuliiii!!

Qué bien verte otra vez "a la carga"...acabo de verte pero me puede más el hambre. Voy a papeá y ahorita vuelvo y hablamos.

Un abrazo muy fuerte,
Aurora

AuROraZa said...

JAJAJAJAJJAJAJJAJAJJAJJAJAJAJA!!!!!!!!!!!!!!!!!

YO SOY "A TODA HONRA" DE LAS QUE TODAVÍA SE QUEJAN...de las que no dan su brazo a torcer ante las incompetencias donde quiera que me encuentro y de las que todavía exigen calidad en los servicios.

Hace dos fines de semana me senté con mi amiga Belén en una cafetería de "cierto" lujo a tomar un helado mientras comentábamos qué habíamos encontrado de diferente este verano que pudiéramos compartir: lecturas, películas, música....

Bien, me pedí una bola de chocolate en un copa con nata montada por encima. En dos ocasiones anteriores me había tomado lo mismo, me gustan las rutinas, y no me habían puesto pegas.

Resultó que no me podía tomar una bola grande de chocolate en una copa, tenía que tomar 3 bolas pequeñas de chocolate en una copa...Me quedé tÁn tÁn flipada que me llegó a tocar las narices, e insistí que quería sólo UNA bola y no 3, pequeñas o grandes.

Me ví, de repente, envuelta en una discusión con los camareros sobre el número de bolas que podía tomar. Con cara de dureza e indignación les dije que en 2 ocasiones había pedido lo mismo y no me habían puesto pegas y que además el trato que estaba recibiendo en una "supuesta cafetería de lujo" era DEMENCIAL.

Despues de ponerme de pie y sentar CÁTEDRA (algo borde pero seria como una patata y en mi sitio), resultó que la movida consistía en que la copa que yo tomé las otras veces al llevar sólo 1 bola grande costaba 3 euros, pero si lleva 3 bolas pequeñas entonces te sale la copa a 5 euros.

Por supuesto TOMÉ LA COPA CON 1 SOLA BOLA GRANDE, sólo porque me sale siempre así de mis cojones y...por supuesto también que no voy a volver a esa PATÉTICA cafetería donde le jefe da una bola cuando le sale del culo y la cobra a un euro pero los camareros no están autorizados a hacer eso y sólo pueden poner 3 bolas a 5 euros.

OLE ahí lo que me toca los cojones son las gestiones estas de los jefecillos incompetentes y sus abusos.

Abrazote guapísimo y GRACIAS por tu ayuda.
Espero hagamos algo con ésto, en chocolate y nata montada con una sola bola MUY GRANDE. ;)

KEBRAN said...

HOOOOOOOOOOLA
EL KEBRAN TE SALUDA
AURORAZA ME RECOMENDÓ VISITARTE
Y VOTAR EN ESA ENCUESTA
SÉ QUE TIENES MI LIBRO, EL SATÉLITE DE INHÓSPITO PLANETA, A QUIÉN AURORAZA HA DADO UN IMPULSO TREMENDO
MIS ABRAZOS Y AGRADECIMIENTOS
EL KEBRAN

AuROraZa said...

Hola Kebrán!!

Saludos chico!

Angel Vallejo said...

Hola Aurora y hola Kebran,

Es un placer leeros. Efectivamente, Aurora me puso en contacto con tu genial texto, aunque ahora su blog es más difícil de acceder.

Insisto en lo de genial, que conste. Desde que terminé TODO LLEVA CARNE (de Peio Hernández Riaño, ed. Caballo de Troya), no había leído algo tan directo como tu "Satélite...".

Un saludo muy cordial. Espero que sigas escribiendo y sigas compartiendo, Kebran.

Gracias Aurora por facilitarme la entrada en la escritura del Kenran.

AuROraZa said...

;)

AuROraZa said...

Te ha quedado mejor con la foto de las ovejas ;)

Angel Vallejo said...

Muchísimo mejor, la verdad. Cuando escribí el post lo hice a toda prisa y no subí la imagen, pero parece otra cosa con la foto ya colgada.

Seguimos en contacto