Thursday, November 13, 2008

EL LUGAR DEL CRIMEN

Estos días estuve releyendo a Mario Benedetti y, sin tener demasiado claro el porqué, me llamó la atención sobremanera el siguiente poema del maestro. Quizás (sólo quizás) sería porque mi particular experiencia del sueño se ve muy reflejada en lo que cuenta el viejo; quizás porque a lo largo del tiempo se me ha mostrado como evidente que no hay para uno mismo juez más implacable que uno mismo. En cualquiera de los casos, leed y disfrutad:

EL LUGAR DEL CRIMEN

A pesar de psicólogos

detectives / novelistas ingleses
los asesinos en su mayoría
no vuelven al lugar del crimen
huyen por lo común despavoridos
en búsqueda de indultos
olvidos y fronteras
y cuando al fin suponen
que se encuentran a salvo
y consiguen un lecho
con mujer o sin ella
cierran los ojos sobre su fatiga
y penetran incautos en el sueño refugio
la sorpresa es que allí nunca hubo indultos
ni dispensas ni olvido ni fronteras
y de pronto se hallan
con que el lugar del crimen
los espera implacable en el vedado de sus pesadillas

3 comments:

Totón said...

Cómo mola... cuanta razón este Benedetti. Los fantasmas siempre persiguen y no sólo en sueños. No se puede borrar el lugar del crimen, tán sólo pasearte por él con otra mirada.

Armando said...

¡Ay, los remordimientos de conciencia!
¡Dichoso el que no los tenga!
¿O no?
Besos y Birras (B&B).
PD.- que grandes son los uruguayos : Benedetti, Forlán...
¡Aupa Atleti!

Donaire said...

Ey hola!

Mucho remordimiento de conciencia, mucho de fantasmas, mucho de pesadillas y de otros menesteres, pero el tío está tan fresco en otro lecho vivito y coleando...
...particularmente me suena a Sherlock Holmes...ese sí que es un "hacha" con los asesinos, y por cierto, para quien no lo sepa, estaba bien enganchado a la "coca".

Saludos je!